• Esta planta también tiene propiedades analgésicas, antiespasmódicas y diuréticas, además de ayudar a reducir el colesterol y tener capacidad cicatrizante

  • Supone una alternativa válida a los medicamentos antidoloríficos tradicionales, que pueden provocar úlceras gástricas o irritación del tracto gastrointestinal

Conocido también como «garra del diablo», por su forma cuando madura, el harpagofito es una mata de la familia de las pedaliáceas que contiene fitoesteroles, principios amargos, flavonoides, ácidos triterpénicos y, de forma abundante, un hidrato de carbono conocido por estaquiosa. Todo ello convierte a esta planta en una alternativa natural y cada vez más conocida para los medicamentos tradicionales antiiflamatorios y analgésicos, que normalmente se ingieren cuando se sufren lesiones, dolores musculares o reumatismos. De hecho, las medicinas tradicionales pueden llegar a causar úlceras gástricas o irritación el tracto gastrointestinal si se consumen en exceso.

El harpagofito, además, cuenta con propiedades antiespasmódicas y diuréticas y también se comporta como hipolipemiante, puesto que reduce el colesterol malo, hipoglucemiante y cicatrizante. Por todo ello, la Agencia Europea del Medicamento aceptan el uso de la «garra del diablo», especialmente para reducir dolores articulares. De hecho, uno de los usos que más se da a la raíz de esta planta está dirigido a combatir las molestias lumbares.

Sin embargo, esta polivalente especie vegetal esconde muchas más utilidades, como su capacidad de aliviar molestas gastrointestinales. De hecho, la propia Agencia Europea del Medicamento lo recomienda para calmar desórdenes digestivos como las flatulencias, la sensación de hinchazón y la falta de apetito. Asimismo, mezclado con las plantas adecuadas, ayuda a calmar migrañas y cefaleas provocadas por la fatiga, tensión ocular o resfriados.

Por todo ello, el harpagofito se revela como una de estas plantas cuyo extracto es recomendable que no falte en tu botiquín natural, pues puede evitarte tomar más medicamentos de los que necesitas, a la vez que complementa la acción de las terapias tradicionales y alivia sin los efectos secundarios de las medicinas. A. Vogel comercializa esta especie en comprimidos, que es recomendable tomar dos veces al día para aliviar el dolor o la inflamación.