• Es un elemento de origen natural, elaborado por las abejas con productos vegetales para proteger sus colmenas

  • Sus propiedades son de los más variadas: antiinflamatorias, antisépticas y antivirales

 

Es posible que cada vez escuchemos hablar más de él, y es que el propóleo o própolis es cada vez más popular. Y no es para menos: tiene propiedades atiinflamatorias, antisépticas y antivirales, lo que convierte a este elemento de origen natural en un gran aliado, especialmente en época de gripes y resfriados. De hecho, se ha utilizado históricamente, incluso de forma preventiva, para paliar resfriados, gripes o sinusitis, así como afecciones del sistema respiratorio u auditivo, como la laringitis, la otitis, el asma o la bronquitis.

El propóleo es una sustancia elaborada por las abejas en base a productos de origen vegetal y lo usan para proteger sus colmenas. Sin embargo, con el paso del tiempo se descubren más propiedades asociadas a este elemento, puesto que a las propiedades para prevenir y tratar procesos de infecciones respiratorias, también se le añaden propiedades antiviricas, para tratar gripes y resfriados.

Sin embargo, sus propiedades no acaban ahí, ya que también se ha demostrado efectivo para paliar problemas de la piel, como sabañones, forúnculos, grietas o verrugas. Además, posee otras sustancias como polen u oligoelementos, además de vitaminas del grupo A y flavonoides, lo que lo convierten en un elemento muy completo.

Para su consumo, entre muchas opciones, está la opción de tomarlo en gotas. Apicol, de Tongil, sirve para combatir la tos, la irritación de garganta, aumentar las defensas, así como para prevenir y hacer frente a procesos gripales. También Soria Natural cuenta con un producto basado en esta sustancia, el extracto natural de propóleo, que se puede usar contra trastornos respiratorios, catarros, gripes, sinusitis, infecciones de oído y también de la vía urinaria.