• Soja, garbanzos, tofu o guisantes: no solo la carne contiene proteínas completas, hay multitud de alimentos vegetales que proporcionan los aminoácidos esenciales

  • Estos nutrientes, además, ayudan a reducir la tensión arterial, el colesterol e incluso a bajar de peso

Las proteínas son fundamentales en cualquier dieta. Sirven para formar los órganos, los músculos y la piel, además de intervenir a numerosos procesos metabólicos. No podemos vivir sin ellas. Pero, ¿son las proteínas animales de mayor calidad que las vegetales? Seguro que alguna vez has escuchado este mito, y aquí nos disponemos a desmontarlo y ofrecer alternativas sanas y vegetales para una dieta equilibrada.

Pero, ¿qué beneficios ofrece aumentar la cantidad de proteínas vegetales? Pues, por un lado, estos nutrientes ayudan a reducir el peso corporal, además de la presión arterial y el colesterol. De hecho, está demostrado científicamente que las personas que siguen una alimentación vegana tienen menor riesgo de padecer hipertensión, hipercolesterolemia, diabetes y osteoporosis, además de una menor incidencia de cardiopatías, cáncer y otras enfermedades degenerativas.

Seguro que alguna vez has escuchado también que las proteínas vegetales no son “completas”. Pues bien, una proteína completa es aquella que cuenta con todos los aminoácidos esenciales y, aunque no se diga mucho, no solo son completas las proteínas de la carne. Existen numerosísimos ejemplos de alimentos vegetales con una gran cantidad proteica. Frutos secos, cereales integrales, semillas o productos como el tofu o el tempeh son ideales para elaborar una dieta sana y con menos grasas.

Además, puedes optar por alimentos, como el arroz integral, las semillas de calabaza, las de almendra, las de cáñamo, las legumbres como los garbanzos, que además son ricos en fibra y ayudan al tránsito intestinal, o los guisantes, que ayudan a controlar el peso por su efecto saciante. Por tanto, existen muchísimas alternativas a las proteínas animales, que pueden ayudarte a tener una alimentación más sana y a combatir problemas como el colesterol alto. ¡Deja atrás los viejos mitos y dale una oportunidad a los vegetales!