• Estrés, hábitos tóxicos, patologías o exceso de colesterol: todos estos problemas pueden ser abordados con suplementos naturales

  • La suplementación sirve, además, para mejorar la nutrición con elementos que nutren a las células 

¿Alimentarse o nutrirse? Esa es la cuestión. La primera se refiere al acto de aportar alimentos a nuestro cuerpo, mientras que la segunda está más centrada en qué tipo de alimentos y qué sustancias tienen y sus efectos sobre nuestras células y tejidos. Aunque no lo parezca, la suplmentación juega un papel muy importante en esta segunda acepción, ya que nos permite, además de complementar nuestra dieta con ciertos nutrientes que nos pueden faltar o que nuestro organismo procesa de manera diferente, cuidarnos y mejorar nuestra salud alimenticia. Veamos algunos ejemplos de cómo puede ayudarnos.

Empecemos por la vitamina C. Es más que conocido su beneficio hacia el sistema inmune, al que refuerza. Como ya os contamos en este blog, este nutriente ayuda a los glóbulos blancos a combatir los resfriados y las gripes, puesto que ayuda a acortar su duración y a paliar efectos como la mucosidad, la tos o la cefalea. Sin embargo, para lo que se ha tornado realmente importante esta vitamina es para prevenir de enfermedades y patologías, especialmente aquellas ligadas al tiempo y la estación. Además de en los cítricos y en muchos otras frutas, se puede ingerir vitamina C en comprimidos, entre otros, de la casa Tongil. 

Pero los suplementos no solo sirven para mejorar nuestro sistema inmune, sino que nos pueden ayudar con situaciones de estrés, a paliar las consecuencias de hábitos tóxicos como fumar o contra uno de los problemas más extendidos en la sociedad: el exceso de colesterol. Para este último es recomendable tomar ácidos grasos polinsaturados, que ayudan a regular las grasas en sangre. Productos como Enerzona, con ácidos grasos EPA, DHA y Omega 3, y Nivelcol, de Tongil, con polvo de arroz fermentado por la levadura roja, Fitosteroles, Alpiste, Fibra de Avena, Pectina de Manzana, Alcachofa, Ajo Negro envejecido, Vitamina B3 y Cera de Caña de azúcar, ayudan a regular el colesterol.

Por último, hoy queremos hablaros de cómo abordar problemas osteoarticulares, es decir, de los huesos y las articulaciones. Se pueden tomar suplementos que lleven calcio o colágeno. Entre ellos se encuentra Coral calcio, de Tongil, o colágeno líquido de Santiveri, que ayuda a reforzar los huesos y las articulaciones. Todos los suplementos expuestos aquí, y muchos más, pueden ser de gran ayuda para complementar tu nutrición, además de para cuidar tu cuerpo y abordar ciertos problemas de salud.